El negocio de las mujeres en arriendo por 9 meses o mal llamado vientres de alquiler.

Para nuestra sociedad patriarcal el cuerpo de la mujer, nuestra sexualidad, procesos reproductivos han sido temas, ya que en nuestra sociedad patriarcal neoliberal, la mujer al estar siempre en situación de desigualdad, dependencia y sumisión en función al cuidado de los niñxs, enfermos y ancianos y sirvientes del hombre, se nos explota. Trabajo gratuito paraSigue leyendo «El negocio de las mujeres en arriendo por 9 meses o mal llamado vientres de alquiler.»

La Serpiente y su amiga Eva

-¡Hola amiga! Por fin es viernes! 🏄‍♀️Eh eh eh! Para dónde vamos? – mmmm no sé, es que he visto a muchas mujeres flacas y quiero ser flaca 🐒porque lo que veo en la tele es que si soy flaca y linda me irá muy bien con los hombres, porque por ahí dicen que lasSigue leyendo «La Serpiente y su amiga Eva»

¡ATENCIÓN! mujer culpa a mujeres de sirvientas y criar hijos TIRANOS. Otro golpe gratuito a la maternidad.

Todos somos libres de opinar, pero opinar desde el no haber sentido las patadas de un hijo en el útero, el deseo de abortarlo, de querer tenerlo a costa de todo, opinar desde los desvelos en las noches de calor con 38 semanas, ansiedades, deseos de ya querer tenerlos en los brazos. Opinar desde elSigue leyendo «¡ATENCIÓN! mujer culpa a mujeres de sirvientas y criar hijos TIRANOS. Otro golpe gratuito a la maternidad.»

Un parto NO RESPETADO cuesta caro

Debe ser porque nací en un momento de la historia, en que algunos de los logros del feminismo ya estaban instalados, que no me impresionan tanto. La memoria es débil y siempre es bueno despertarla. Pero la verdad es que estoy muy agradecida del feminismo: fui a la universidad, tengo trabajo y derecho a voto.Sigue leyendo «Un parto NO RESPETADO cuesta caro»

Lo perverso

Hace una semana vi un video que alguien posteó en mi muro. Quien lo puso ahí es una mujer mayor, muy sabia, que trabaja hace muchos años por los Derechos Humanos en Chile y el mundo. No sé por qué motivo o cómo surgió nuestra unión, pero desde hace un par de años hemos permanecidoSigue leyendo «Lo perverso»