La soledad, enemiga de la maternidad. Pedir ayuda es de sabias, si no la buscas no la encuentras… Tú decides.

Soy mamá de cuatro hijos, los menores 5 y 2 años, los dos mayores 17 y 14 años, respectivamente y creo haber pasado los peores días de mi vida cuando el de 14 años hoy, tenía meses de vida. Se me hizo muy pesado ser mamá de dos guaguas al mismo tiempo, dos pañales, mamaderas,Sigue leyendo «La soledad, enemiga de la maternidad. Pedir ayuda es de sabias, si no la buscas no la encuentras… Tú decides.»

A veces me indigno …

A veces me indigno … A veces me indigno y no falta quien dice “tranquila, no te enojes”. Otras veces, abro los ojos y me doy cuenta que hay algo ahí que es horrible y alguien me dice: “no abras tanto los ojos! pareces loca!”, otras veces he sentido el olor a cadáver en laSigue leyendo «A veces me indigno …»

El nacimiento de la Clara Luna.

Hace mucho que quería escribir el parto de mi cuarta hija. No me salía. Hoy en 25 minutos, salió, como tiene que salir, un parto normal, como cualquiera, un parto más, pero tan intenso y único para los que participamos de este nacimiento. Lo que escribo a continuación es una parte, hay mucho más, esSigue leyendo «El nacimiento de la Clara Luna.»