Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

31767330-808e-4100-869d-5728a43066aa

¿Nacer mujer es un problema?

El maltratador de mujeres es un hombre no se distingue por color político, ni por nivel socio económico, cultura, ni religión. Es un hombre, que fue un niño crecido en una sociedad donde se le impuso su rol, el color celeste, el pelo corto, los músculos, ser el Príncipe, el Héroe, el que no llora, el fuerte, el que lleva la casa, el que mete los goles. El que trabaja y recordemos que el mundo laboral y sus leyes están hechos por los hombres para los hombres.

Las mujeres agredidas hemos crecido en una sociedad donde se nos ha impuesto nuestro rol, el rosado, lo suave, lo delicado, hacer de cuidadora, la obligación de ser madre, jamás ser “puta” equiparando el ser puta con tener un comportamiento sexualmente activo como los hombres; ser pasivas, calladitas y sumisas, ya sabes “calladita te ves más bonita”. Princesas, sin deseos, dormidas y tontas, locas, histéricas, engañables y maltratables por cualquiera. Las mujeres acceden al mundo laboral que es masculino. Desde hace poco en la historia de la humanidad, hemos accedido a la Universidad, votos, trabajo.

El maltratador siempre dice: “Ella está loca”, “ella hace mal las cosas”, “ella es de otra categoría”, “puta”, “maraca”, “tonta” “chana”, “loca”, “pedazo de feminista estúpida”, “feminazi”, “histérica”. El abusador tiene el poder de sancionar categorizando el estado de la mujer. La mujer siendo así, menos que el hombre, sancionable, catalogable como un objeto,  entonces es posible de maltratar, porque además para el abusador, siempre es ella la que provoca, porque está “ loca desquiciada”, “había tomado mucho”, “es agresiva”, “ella empezó”, “mira cómo estaba vestida”. Ya conocen la historia de Eva ¿no? Ese es un mandato que hemos heredado todxs.

Siguiendo el párrafo anterior, para algunos abusadores, sobre todos los narcisistas, ellos son las víctimas, jamás piden perdón porque sencillamente nunca tienen la culpa. Hay otros más astutos o podríamos decir, más “zorros” porque no sólo tienen comportamientos inadecuados con la pareja, sino que también en el ámbito laboral y otros y “saben” engañar, saben pasarse la ley por alto, acá entramos en el ámbito de la psicopatía. Estos son los “cara de palo” o #careraja con cara de pocker, actuadores los que uno jamás se imaginaría. Es común a todo este tipo de hombres un pensamiento casi automatizado; él siente que es el dueño de la ley, él sabe lo que es correcto e incorrecto “yo trabajo todo el día, ella está todo el día en la casa sin hacer nada”, “yo estudié y tengo un puesto importante ella se dedica a puro huevear con las amigas en el gimnasio, con suerte ve a los niños”. Esto de creerse ser el dueño de la verdad, no es nada raro, vivimos es una sociedad patriarcal y al decir esto, decimos que es una sociedad donde las leyes están hechas por los hombres y para ellos y el orden social está establecido por ellos. Estos hombres hablan y el entrevistador no puede creer lo que dicen, porque lo dicen incluso teniendo orden de alejamiento. Ellos, estos últimos son tan actuadores que incluso frente a quien agreden mantienen un hiper control, que exaspera a la mujer, la hace sentir impotencia y mucha rabia y pena, llegando muchas mujeres a la auto agresión (auto rasguños, gritos, llantos prolongados, aislamientos sociales, alcoholismos como respuesta reactiva y no como dependencia, uso de ansiolíticos, depresiones, etc etc etc) porque son, ellos unos ACTUADORES, ante el mundo social y ante su víctima. Hiper controlados, superiores, narcisistas, mentirosos profesionales. Nadie más que la mujeres y los hijos conocen la verdad, lo que es tremendo porque no hay testigos, no hay nadie que ayude. El al ser un Narciso, su imagen es todo y la cuida más que a sus propios hijos. 

Mientras, la mujer abusada, en un comienzo de la relación vio en su pareja a un príncipe salvador, quien de alguna manera hizo la promesa desde su rol adquirido en su niñez de “yo te voy a salvar”, “tu eres débil y yo soy fuerte”, “yo soy rico, tu pobre”, “me caso con ella porque la amo, no por el embarazo”. Y también se ha visto que muchos de estos hombres violentos fueron presa de abusos en su niñez, obviamente, en su mayoría por otros hombres, violencia física o sexual. Luego debemos saber por lógica que detrás de cada salvador existe alguien que pronto va a  imponer, es un “poderoso” es un príncipe! Es un hijo de un Rey, es cosa de tiempo, es un hombre al que tarde o temprano  le gusta llevar las reglas del juego, luego se da la ecuación: yo mando y tu obedeces, yo impongo las reglas y tu las acatas. Aparece el tirano que se había escondido en el disfraz de príncipe. Más aún si la mujer deviene madre y se ha dado cuenta que “se la puede” y/o que trabaja y ha alcanzado cierta autonomía económica, va al gimnasio, comenzó psicoterapia, aumenta su autoestima, o no lo mira lo suficiente porque tiene la atención puesta en otra cosa (estudio, hijos etc) Acá comenzaron los problemas, esto para el perverso narcisista es grave y estos personajes insertos en nuestra sociedad donde si una mujer no cumple las reglas silenciosamente impuestas, es puta, mala madre, loca, transgresora, peligrosa. Merecedora de castigo, una Eva CUALQUIERA. Que la mujer deje de mirarlos a ellos y mire a sus hijos es la peor herida narcisista. Que la mujer le muestre una falla, otra tremenda herida narcisista y la furia narcisistica en estos personajes es FURIA.

Para la sociedad y sus machismos y micromachismos representados en grande en el maltratador, al ser las mujeres representadas como débiles, locas, histéricas, depresivas, menstruantes, etc. somos para el hombre maltratador quien tiene casi nula capacidad de pensamiento crítico, cero conciencia de enfermedad y culpa fuente de toda sus proyecciones y por tanto la culpable de todo maltrato, justificando sus abusos (que no son sólo golpes, muchas mujeres a veces desean el golpe en la cara, para poder concretizar de una vez por todas los muchos años de golpes psicológicos) diciendo que es la mujer la que provoca sencillamente porque es ella la loca, LA ENFERMA. Por lo general, la mujer no logra darse cuenta que está en una dinámica de mal trato ya que, o proviene de una familia de origen donde existía la misma dinámica y/o ella fue una niña golpeada por los propios padres por tanto este tipo de trato está “normalizado” o sencillamente porque vivimos en una sociedad tremendamente violenta hacia la mujer, niños, niñas y de eso casi no nos damos cuenta, porque como dije antes y repito vivimos en una sociedad patriarcal donde se obedece la palabra del padre, del hombre, donde hay jerarquía y abusos de los fuertes por sobre los débiles.

La sociedad está organizada de esta manera desde hace miles de años por los hombres y para ellos; el orden social está establecido por ellos. Al ser así los hombres tiene PRIVILEGIOS y las personas que tiene privilegios por lo general no son CONSCIENTES DE ELLOS, por tanto, no saben que EXISTEN, al no hablar de esos privilegios (sueldo mayor que las mujeres en el mismo puesto de trabajo, pago en programas de salud más barato que las mujeres, no sufren de discriminación por ser hombres, no sufren de acoso callejero, no son violados en la adultez por mujeres, sin embargo de niños si pueden serlo por lo general de manos de un hombre, los hombres adultos pueden salir a pasear por la noche o mochilear sin temor a terminar muertos, casi no mueren hombres en manos de sus parejas mujeres, sin embargo mujeres seguimos muriendo en manos de hombres, los hombres no son discriminados por la publicidad, para la publicidad las mujeres siempre somos arrugadas, feas, gordas, peludas, olemos mal, menstruamos en azul…) Podría seguir, pero lo que me interesa es destacar que vivimos en una sociedad que es en si misma mal tratante hacia la mujer y hacia el hombre, por tanto a los niños y a las niñas, a los animales y a la tierra y que necesitamos de hombres y mujeres dispuestos a HABLAR, ESCRIBIR, TRABAJAR PARA CAMBIAR EL ORDEN DE LAS COSAS para que mujeres y hombres nos beneficiemos comprendiendo que el ser mujer y el ser hombre lo construye cada uno según las propias vivencias de la vida y que ojalá no se nos imponga desde fuera MANDATOS de cómo debo actuar para ganarme las llaves del paraíso. No se es más hombre mientras menos lloro o mientras más chistes sexistas u homofóbico cuento entre mis amigos o en la mesa el domingo y no se es mejor amigo si aplaudo. Nuestra sociedad en especial las niñas y los niños requieren con urgencia HOMBRES adultos capaces detener en seco a los que perpetúan estos discursos  y conductas violentas hacia los hijos e hijas y hacia las mujeres y así frenar los ciclos de violencia, machismos, micromachismos, etc. Necesitamos hombres líderes de verdad. por que desde mi vereda de mujer, veo mujeres trabajado fuerte, hablando, escribiendo y trabajando para y por nosotras y nuestros hijos e hijas, pero me cuesta ver hombres y los deseo tanto.

Nacer mujer es un problema, pero hombre también. Estamos en problemas y hay que solucionarlos entre todos. Está demostrado que la igualdad beneficia las relaciones de pareja, a las empresas, al país e invertir en programas de prevención de la violencia debe ser ahora y con fuerza, es una inversión real, que está demostrado genera mayor bienestar en las personas y eso aumenta todo tipo de recursos. ¿Se necesita que diga que algunos países europeos ya han comenzado a trabajar fuerte en políticas públicas en ética del cuidado con relación a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en los colegios,empresas, calle, en la corresponsabilidad en la crianza, en postnatales extendidos, en jornadas laborales dignas y que las va re bien? … y no me vayan a responder es que nosotros somos un país en vías de … y que no tenemos plata y  bla bla bla que esa discusión ya la tuve mientras luchamos por el postnatal en Chile y la empleabilidad femenina en Chile ha aumentado desde su aplicación y no ha pasado nada de las tragedias que me vaticinaron, sólo hay aumento de la lactancia, recién nacidos más felices y sanos y mujeres cada día más fuertes y más conscientes del poder de nosotras. Poder aplastado, obviamente, hace miles y miles de año, pero que despierta. Fui mal tratada y seguramente seguiré siéndolo. Molesto. Existimos mujeres que molestamos a lo establecido… es que llevo más de 20 años trabajando con mujeres y 43 siéndolo y no he perdido el radar, aunque un tiempo lo perdí … me duele la violencia, me duele que las mujeres no podamos caminar libres, me duele el abuso, me duele saber que algunos se llenan los bolsillos a costa de otros, me duelen las inmigrantes que dejan a sus hijos, me duelen las fronteras, me duelen las ablaciones, me duelen las separaciones tempranas de los recién nacidos de los cuerpos de sus madres, me duele la enajenación del trabajo, me duelen las descalificaciones a las mujeres que luchan, las muertes, me duele el hambre, me duelen las mujeres violadas, ¡es que son muchas! no han leído que antiguamente ¿éramos veneradas por lo complejo de gestar y dar vida? Somos las LOS NIÑOS, LAS NIÑAS, LAS MUJERES Y LOS HOMBRES parte de la naturaleza ¿en que minuto nos perdimos?

Me duelen las insensibilidades, me duele el congelamiento de la sangre en muchos.  

¡Seguimos!

Leslie Power

Psicóloga Clínica.

 

*Texto inspirado en todas las niñas, niños y mujeres que sufren de abusos. Recuerden que el machismo, adultocentrismo, terrorismo, terrorismo ecológico, abusos, capitalismos, enriquecimiento de unos por sobre otros a costa de esfuerzo desmedido de los débiles, abusos de poder, etc, etc etc, son todos aspectos del patriarcado en el que vivimos.

*Los maltratadores por lo general no son catalogados como enfermos psiquiátricos. La psiquiatría aún no se pone de acuerdo, hay diversos tipos de mal tratadores. Sin embargo hay estudios que muestran que es común para las mujeres recibir malos tratos de parte de algún hombre a lo largo de la vida. Por eso, es necesario hablar más allá de la psquiatría y psicología e ir a la biología, antropología, sociología, política, economía, etc.

*Bibliografía:

Mercedes Fernadez Martorell Antropóloga.

Michael Kimmel Experto en masculinidad

Casilda Rodrigañez Bióloga, escritora especialista en sociedad patriarcal.

Marie France Hirigoyen Psicoanalista Francesa especialista en victimología.

Claudio Naranjo y su libro La Mente Patriarcal

Alice Miller, Psicoanalista especialista en maltrato infantil

Hugo Marietant, especialista en perversos narcisitas, psicopatías.

Mithu M Sanyal,