Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 12.26.47

[PARA ANALIZAR CON CAUTELA]

Hace 3 días en la revista BMJ se publicó un estudio inglés titulado “Factores de riesgo maternos y perinatales para el cáncer infantil: estudio de relación de registros”.

El estudio concluyó que la edad de la madre (más joven), el tabaquismo materno, el parto por cesárea y la baja puntuación de apgar a los 5 minutos se asociaron de forma independiente con un mayor riesgo de cáncer en la infancia. Los propios autores señalan que estas conclusiones generales deben ser interpretados con cautela (por eso el aviso arriba), ya que este estudio no tuvo el poder estadístico para detectar asociación con las categorías de diagnóstico individuales de cáncer infantil.

Qué podemos sacar en limpio de este estudio, lo mismo que hemos venido planteando hace rato en virtud de toda la evidencia disponible que presenta a la cesárea como factor de riesgo para la hospitalización neonatal y la aparición de algunas patologías crónicas tales como diabetes, enfermedades celiacas, alergias, y ahora esto. No debemos detenernos en seguir promoviendo el PARTO VAGINAL como la vía más saludable para la madre y el recién nacido, sin olvidar nunca que la cesárea es un procedimiento que salva vidas cuando se utiliza justificadamente, entre un 15 y un 20% de los casos. Es más, si no fuera por una cesárea no podría estar escribiendo esto ahora.

No tengo ninguna de las patologías arriba descritas, no confundan FACTOR DE RIESGO con CAUSANTE, por favor. Promover el parto vaginal, es disminuir riesgos, no eliminarlos. Las patologías arriba descritas se pueden presentar en cualquier persona independiente de la vía del parto, sólo que se ha visto que el nacimiento por cesárea se asocia a un mayor riesgo de presentar alguna de ellas.

Quienes estamos tras la campaña #INNEcesáreas y tras otras formas de promover la discusión sobre la vía del parto y poner luz de alarma de la situación Chilena, siempre hemos levantando el discurso en función de lo que aparece como más saludable para madre y recién nacido, nunca ha sido, ni será, nuestra intención satanizar ni condenar una cirugía que ha salvado tantas vidas (entre ellas la de mi madre y la mía). Lo que condenamos es la indicación indiscriminada de esta cirugía, y el como se omite información a las gestantes que les serviría para tomar una decisión informada, más aún considerando que 3 de cada 4 mujeres prefiere el parto vaginal.

¿Por qué pasa entonces que si tantas mujeres prefieren el parto vaginal, y si la evidencia y recomendaciones es tan contundente, Chile tiene tantas cesáreas?. Es una de las preguntas que buscamos responder, ya tenemos algunas luces de aquello.

Aquí les dejo el estudio, por si les interesa, para que le echen un vistazo:

http://bmjopen.bmj.com/content/4/1/e003656.short?g=w_open_current_tab