Etiquetas

, , , , , , , ,

Image

La cesárea es una operación abdominal que aumenta en 6 veces la probabilidad de morbimortalidad (enfermedad y muerte) de la madre frente a un parto normal. La cesárea es una operación y luego de la cesárea eres una paciente con todos los síntomas de una operación quirúrgica. El parto natural, es fisiológico y gracias a las hormonas que se producen en el trabajo de parto y la eyección, la madre queda en un estado de bienestar y felicidad. El encuentro con el recién nacido puede ser más pleno o menos pleno según el tipo de parto que se ha tenido.

La Organización Mundial de la Salud señala que debieran existir no más de 15% de cesáreas, por lo tanto, la cifra de más de 70% de cesáreas en algunas partes de Santiago de Chile indica que se están cometiendo, alrededor de 55% de cortes de abdomen y úteros, así como cortes de cascadas hormonales (oxitocinas, endorfinas, prolactina) necesarias para la salud, cortes de aspectos emocionales y cortes vinculares de manera innecesaria. También es real que las cesáreas necesarias han disminuido la mortalidad materno fetal, pero para ser rigurosos, también se ha disminuido por otros factores como agua potable, higiene, avances de la medicina, información, etc.

Dejo absolutamente claro que de ser necesario realizar una cesárea, ¡bienvenida! 
Pero si la cesárea no es necesaria, no hay que hacerla. 

Un médico no puede operar a una mujer porque “opte”por una cesárea, ya que existen protocolos para poder operar de cesárea a una mujer, protocolos que deben ser explicitados en el hospital o clínica para justificar la urgencia de dicha intervención quirúrgica. La cesárea se debe hacer en caso de urgencia médica y debe ser justificada. De la misma manera no se puede en cualquier momento inducir un parto con misotrol, ocitocina sintética y/o operar.
Si una mujer quiere “optar” sin tener indicación médica para una cesárea, debe cuestionar a quien se coluda con ella para operarla y debe exigir toda la información acerca de las últimas investigaciones de los, sobretodo, contras de tener una cesárea #innecesarea. Son muchísimos los psiquiatras, biólogos, pediatras, neonatólogos, obstetras, ginecólogos, neurólogos que trabajan en el impacto en la salud integral del niño y de la madre luego de una #innecesarea, por tanto, la mujer tiene el derecho de recibir información seria sobre los impactos en el cerebro del niño, en el cuerpo de la madre y del hijo, en la lactancia, en el cerebro. Parir, es muchísimo más complejo que contracciones, úteros, vagina, bebé; parir es un proceso cerebral emocional.

Soy psicóloga clínica, pero primero mujer y siempre apoyo a las mujeres tomen ellas, las decisiones que tomen. Las personas tomamos la mayoría de las decisiones desde nuestro mundo emocional, desde ahí, mi rol es acompañar y ayudar a sentir pensar a cada mujer que quiera hacerlo, independiente de las decisiones que tome. Para mi los conceptos de “mala” o “buena” no los tomo en cuenta, para mi cada mujer actúa de acuerdo a su mundo interno, a lo que está dispuesta a ver, negar, oír, minimizar, desplazar o hacerse cargo. Cada mujer hace lo que puede desde la historia de vida que tuvo siendo una niña, desde la cultura que la cruza y desde su biología. Eso constato luego de 18 años metiéndome en los mundos internos de mujeres.

Eso que hago en mi trabajo clínico queda en el diálogo que establecemos entre la consultante y yo. Eso queda ahí. Pero además tengo un compromiso con la promoción y prevención en salud, que me invita a informar con evidencia científica sobre los hallazgos, en este caso de las innecesarias y el impacto que tienen las separaciones tempranas madre e hijo en el vínculo de apego. Desde ese lugar de la promoción y prevención en salud, hay que renunciar al silencio y dar a conocer las evidencias empíricas. Es decir, desde ese lugar, debemos ser profesionalmente correcto aunque se sea socialmente incorrecto. Lamentablemente, estos temas tocan lugares muy complejos de la vida humana y a veces, nos cuesta mirar, ahí, donde no hemos querido mirar…

Me interesa hacer un llamado a quienes trabajamos en partos, PUERPERIOS, mujeres, (obstetras, pediatras, matronas, psicólogos y psiquiatras prenatales, neurólogos) para que actuemos desde la ética de la salud y no desde el negocio de la salud o desde las propias sombras, recordemos que por muy delantal blanco que algunos llevemos, el blanco no esconde nuestras sombras y si eres un profesional que le temes mucho al “descontrol” “al cuerpo y las emociones” “a lo mamífero del ser humano” bueno, claro, lo más probable es que quieras mantener todo bajo el control intelectual del momento de la mujer al parir. Sombreado, ocupas el bisturí. También un llamado a las personas a buscar información, a perder el miedo a preguntar, a seguir su intuición y a tomar decisiones los más libre que se pueda. Estamos hablando del día más importante de la vida para un ser humano: su nacimiento y merece la mejor de las bienvenidas.

Soy una mujer con dos partos vaginales medicalizados, una cesárea y un último parto natural, parir por cesárea no me convirtió en una mala madre y no tiene el poder de convertir a ninguna mujer en MALA madre, simplemente ocurre que procesos hormonales que son claves en establecimiento del vínculo de apego y lactancia, no ocurren. Es decir, hacer el encuentro entre madre e hijo un poco más “trabajoso” “racional” … Para algunas más y para otras, menos. Dependen de muchos factores, ya dije biológicos (no hay ocitocina, la hormona del amor), pero también psicológicos y culturales. Lo he dicho en muchas ocasiones, parir natural, dar pecho, colechar, etc. no te aseguran un apego seguro, todo es mucho más complejo y depende principalmente del terreno emocional del cuidador principal del hijo. Sin embargo, está demostrado que una crianza cercana, te ayuda a sintonizar mejor con las necesidades del niño, por el simple hecho de que se encuentran más cerca y lo que más necesita un niño (su cerebro) es la cercanía con el cuidador principal para ser satisfecho en sus necesidades emocionales y físicas. Un recién nacido necesita no ser separado del cuerpo de la madre, ya que necesita adaptarse de manera muy, pero muy lenta, al mundo exterior.

También ocurre que mujeres luego de informarse adecuadamente, se dan cuenta que en realidad no necesitaban una cesárea y que seguramente podían parir de manara natural, pero su médico no las alentó ni informó, y si a eso le sumamos, los miedos, estados de sumisión, ansiedades de la mujer, más falta de compañía amorosa  … bueno, terminamos en cesárea, unos meses más tarde, pena, rabia, duelos, sensación de estafa, de que “podía”, sensaciones de “pujos retenidos” … depresiones post parto por estrés post traumático de una innecesárea.

Dejemos el miedo de lado. No nos sintamos juzgados y vamos en búsqueda de una atención por parte de los profesionales de la salud como corresponde. Somos muchos, todos juntos colaborándonos, para hacer visible violencias que dejaron de ser violentas en la medida en que el temor, el marketing y otros asuntos ocuparon tal fuerza que han arrasado con la sabiduría humana. Parir es un asunto natural, que habla de buena salud.

La psiquiatra infantil y PERINATAL, escritora, investigadora y una de las fundadoras de la Asociación El Parto es Nuestro, IBONE OLZA madre de tres hijos nacidos por cesárea, vino a Chile invitada por nosotros hace unos días. Estuvo en charlas con madres, padres, educadores, seminarios profesionales de la salud en Santiago y Valparaíso. Cada una de las experiencias se llenaron  de valientes dispuestos a escuchar y conversar acerca de lo que duele, de lo que muchos silenciamos para otros y para con nosotros mismos. Ibone, estuvo además en mi casa, compartiendo con mi familia e Ibone además de ser una una psiquiatra estudiosa, hay una mujer, una mujer que como todas, ha sufrido y amorosamente se dedica contener con información de evidencia empírica, a ayudar a madres en la tarea de la salud emocional de sus hijos, a actuar desde su generosidad de hablar desde la verdad. Es suave y muy potente a la vez. Gracias Ibone, aprendí mucho de ti, sobre todo acerca de la urgente necesidad que tenemos la mujeres de autocuidarnos y dejarnos cuidar por otros, tarea nada fácil cuando muchas recibimos el mandato de “sé independiente”, “acá no hay nadie que cuide realmente”, “tu calladita te ves más bonita”, “el médico sabe”.

Dejo los links de algunas de las actividades de Ibone Olza en Chile y las 5 cápsulas de la Campaña Nacional #INNECESAREAS, donde profesionales de la salud (obstetras, matronas, antropólogas, psicóloga, periodistas) y conocidas actrices chilenas hemos realizado con el objetivo de disminuir el impresionante 70% de cesáreas en Chile, cuando lo recomendado por OMS es de un 10 a un 15 %, empoderar a la mujer y a los hombres con información científica y lograr tener mujeres y niños mas.

Actividad organizada por la U. de Santiago

Actividad en la U. Diego Portales.

Actividad en la U. de Valparaíso.

Programa Radio Cooperativa de Ibone Olza junto a Leslie Power – Chile Crece Contigo sobre Apego.

AUDIO => http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/infancia/politicas-publicas/creciendo-juntos-el-momento-del-parto/2013-11-10/173318.html

VIDEO => http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/infancia/politicas-publicas/creciendo-juntos-el-apego-en-el-momento-del-parto/2013-11-11/134839.html

Programa Radio Cooperativa de Ibone Olza junto a Gonzalo Leiva – Chile Crece Contigo sobre Cesáreas.

AUDIO => http://www.cooperativa.cl/noticias/corporativo/programas/creciendo-juntos-cesareas-innecesarias/2013-11-24/120403.html

VIDEO => http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/salud/creciendo-juntos-cesareas-innecesarias/2013-11-22/221702.html

Campaña #INNEcesáreas de Relacahupan Chile