de lo bueno que he leído en la semana del parto respetado.

Del útero a tus brazos

Querid@s lector@s, os aviso que esta va a ser la primera entrega de una miniserie de artículos que quiero escribir aprovechando mi estancia por motivos profesionales en Finlandia.

A veces, quienes estamos más “puestas” en cómo se llevan a cabo las cosas en el extranjero, en países más “concienciados” del manejo expectante del parto y del parto fisiológico, somos tratadas como “raras” o “locas” en España, como si no supiéramos de lo que estamos hablando o pidiendo o como si con ello pusiéramos en peligro la salud de nuestr@s hijo@s… ¿De verdad alguien puede pensar que una madre sana tanto física como mental y emocionalmente puede hacer algo sin informarse previamente, arriesgando la vida de un hijo que ha concebido, gestado y nutrido dentro de su propio cuerpo? Qué poco se confía en la sabiduría de la naturaleza humana (especialmente de la femenina) y qué miedo nos da que alguien…

Ver la entrada original 2.278 palabras más