Las PATALETAS y su compresión.

castigo-400x267

En mi trabajo recibo personas, entre ellas adultos que de niños fueron mal tratados por sus propios padres. Golpes, zamarreos, duchas de agua fría, humillaciones, castigos, torturas, indiferencias, retirada del cariño “ya no te quiero”, silencios eternos, falta de miradas, palabras, interés, falta de amor.

Recibo a algunas personas que han sido emocionalmente desamparados. Adultos de niños violentados de manera evidente y de manera no tan visible. Hoy, según Unicef Chile  el 71% de los niños recibe algún tipo de maltrato http://www.emol.com/noticias/nacional/2012/10/30/567322/unicef-denuncia-que-el-71-de-los-ninos-chilenos-sufren-violencia-intrafamiliar.html Hoy en Chile el 70% de los adultos encuestados frente a un video http://www.youtube.com/watch?v=QW2KGkg3D9U donde una madre canta con sus hijos y al finalizar los niños, que compartían felices con la madre, “molestan”, reciben un golpe cada uno en la cabeza, justifican el golpe.  La mayoría de los hijos de padres golpeadores justifican el golpe hacia los propios hijos y hacia los demás niños, señalando que es una buen manera para “disciplinar”. Hoy, la Convención Internacional de Derechos del Niño (CIDN) Unicef, Colegio de Psicólogos, Sociedad Chilena de Pediatría y todas las investigaciones en desarrollo del cerebro infantil, agrupadas en neurociencias y la teoría del apego, señalan que NO se debe golpear ni humillar a los hijos. A nadie en realidad, es un tema de derechos humanos, de sentido común.

Sin embargo, una psicóloga infanto juvenil en el programa “Mujeres Primeros” del canal La Red http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=6GgGZONxy8Y  sugiere, duchas de agua fría para controlar a los hijos en pataletas, dice que los golpes, no son convenientes porque a los padres se les “puede pasar la mano”. Dice que los niños son “manipuladores” y recomienda los “times outs” o tiempo fuera, es decir, sacar al niño del lugar para que pueda pensar en su “mala conducta”.

Estas declaraciones son un llamado al maltrato infantil. Punto.

No las sigamos. Lamentablemente la colega no ha actualizado sus conocimientos en teoría del apego ni desarrollo del cerebro, por tanto, menos en psicología, ni neurología.

Aclaremos:

Las “pataletas” o “berrinches” es una reacción conductual que se da en el 80% de los niños entre 1 y 4 años, es decir, ocurre en la mayoría de los niños, por lo tanto, es una conducta normal. Sin embargo, a pesar de ser una conducta “normal” se comprende cuando nos angustiamos frente a una pataleta que puede contener desde llantos, patadas, tirarse al suelo, pegar. Comprendemos la angustia y descontrol de los padres, sobre todo, si ellos mismos fueron objetos de descontrol violento por sus propios padres.

Sigamos. La pataleta se da generalmente cuando nuestro hijo está cansado o bajo estrés, eso quiere decir, que en su cerebro se está secretando cortisol y nosotros los adultos no hemos sabido anticiparnos a ese estado. La pataleta es una manera de demostrar la rabia, pena o frustración que en ese momento los seres humanos estamos sintiendo. ¿Por qué los niños no expresan la molestia con palabras? La respuesta es sencilla: no pueden ya que su cerebro está en pleno desarrollo y carece de las habilidades para distinguir y explicar claramente a sus padres lo que les sucede. Un niño de 3 años, no puede decir: “mamá, he aguantado mi pena todo el día, te he echado mucho de menos, tengo mucho sueño y quiero dormir, pero también quiero jugar contigo, no quiero perder tiempo bañándome, prefiero estar contigo y jugar, pero estoy cansado y no sé a qué quiero jugar y estoy a punto de llorar, porque en realidad no sé lo que quiero.”  El niño de 3 años, sencillamente no tiene la madurez cerebral para estructurar este tipo de reflexiones. No puede. No es que no quiera, no puede, por tanto hecha mano a las “pata -aletas” pataletas, usa lo que en su corta vida ha tenido a mayor y mejor acceso, su desarrollo corporal.

Por lo tanto, la pataleta se trata de una forma de expresión de la frustración y no de una manipulación. Existen “pataletas” que son una total desorganización del cerebro, por lo tanto, casi nada de lo que los adultos hagamos podrá sacarlos de ese estado, y hay de esas pataletas más simples, esas que el niño desea algo y sabe que llorando puede conseguirlo, en estos casos, distraerlo, explicarles, imitarlos en su llanto y conducta, los saca del estado de estrés de manera rápida, si es que realmente es imposible otorgarles placer en ese momento. Podemos decir “entiendo que tienes mucha rabia porque no compré más helados, entiendo, tu rabia, pero no compraré más, has comido suficiente”.

Si los adultos comprendemos que nuestra función como papás es ofrecerles límites claros y definidos de contención, entonces frente a una pataleta, tendríamos que ponernos en el lugar del niño, es decir, ser empáticos. ¿Qué le está sucediendo a mi hijo? Los niños requieren que los adultos, nos acerquemos y nos pongamos en “sus zapatos”. Por ejemplo, podemos bajar nuestro cuerpo hasta que nuestros ojos crucen miradas con la de nuestro hijo, y explicarle que pareciera que está sintiendo mucha rabia porque hay que bañarse. “Pollito entiendo que no te quieras bañar, pero estás, muy sucio, qué tal mamá te baña y jugamos con los botes y los animalitos de la selva, que también están muy sucios.” Incluso, cuando nuestro hijo está absolutamente descontrolado, podemos tomarlo en brazos y acompañarlos a dormir “tranquilo hijito, estoy contigo, estás cansado, tranquilo, yo te cuido, tutito…” Está demostrado que este tipo de acercamiento frente a una pataleta, hace que la frecuencia y las intensidades de ellas disminuyan o se eliminen, ayudando a una relación de apego seguro y un desarrollo cerebral adecuado.

¿Queremos que nuestros hijos sean empáticos, amorosos, buenos amigos, “líderes positivos”, alegres, felices, sanos? Si la respuesta es afirmativa, partamos nosotros por ser empáticos con nuestros hijos, a quienes supuestamente amamos incondicionalmente. Incondicionalmente. Tal cual son, según las etapas del desarrollo y madurez de su cerebro.

Incondicionalmente, sin condiciones, “te amo siempre” y estoy para ayudarte y enseñarte a atravesar de la manera más creativa e inteligente por tus primeros problemas. (8 horas en una institución “educacional”, al cuidado de una persona que no es la figura de apego, una pataleta, miedos, penas, sensaciones de soledad, cambio de las variables por el nacimiento de un hermano, etc.) Mmmmm parece que no amamos incondicionalmente. Quienes si nos aman incondicionalmente son nuestros hijos a nosotros, aunque les peguemos, castiguemos, bañemos con duchas frías. Ellos nos aman, llegando a tolerar los malos tratos. Algunos crecen y justifican los malos tratos, algunos siguen auto inculpándose y/o están los que se rebelan, otros tantos resilientes, se unen a causas sociales.

Cuando pase el momento de la pataleta, luego de haber sido empáticos y contenedores de nuestros hijos podemos conversar con ellos y reflexionar juntos, por ejemplo, podemos decir, “Jualiancito, parece que estabas muy enojado hace un rato, ¿cierto?” “Julián cuando estés enojado, no quiero que me vuelvas a pegar patadas, ¿te pego yo? ¿le pego patadas a tus hermanos?” Cada vez que entre en estado de estrés y se ponga agresivo, volvemos a enseñarle, “no me gusta que me pegues, las personas no nos golpeamos, pronto aprenderás a no hacerlo”.

Los niños se cansan, igual que los adultos. A ellos se les castiga a los adultos no.

Los niños dejan comida en el plato. Igual que nosotros los adultos, la diferencia, nadie nos dice nada, a ellos, los retamos y humillamos.

Los niños están descubriendo la movilidad y agilidad de su cuerpo, por lo tanto quieren ensayar sus logros. No suelen estar quietos.

Los niños a sus padres los aman con todo su corazón, dependen de sus padres o cuidadores para vivir, jamás quieren conscientemente hacerles daño. Ellos siempre necesitan atención. Cuando un hijo deja de pedir atención, estamos frente a un grave problema y lamentablemente nuestros niños están con déficit de atención.

Los niños ensayan las relaciones sociales con juegos y peleas con los hermanos. ¿Los adultos no peleamos con nuestros hermanos y luego nos arreglamos?

Los niños quieren mandar y conseguir lo que desean, pero claro, ni a los adultos se nos permite el placer real… menos a los niños, a los que hay que adiestrar ¿no?

Por inmadurez muchos niños se hacen pipí en la cama. No porque quieran hacerlos, por que son flojos o tienen un problema de salud. Calma por favor.

Por inmadurez los niños se mueven a la hora de comida, mascan con la boca abierta. ¿Tus hijos comen contigo? Si la respuesta es si, ellos pronto van a comportarse a la hora de comida de la misma manera en que tu lo haces. Confía.

¿Siempre terminas las cosas que comienzas? Yo no, por momentos no tengo ganas o estoy encubando un virus y me siento decaída. A los niños les pasa lo mismo….

Podría seguir…

Sugerencias propias del conductismo clásico, la pedagogía negra, adultocentrismo, ideas que hablen de “métodos” “correctivos” como castigos, times outs, indiferencia, duchas de agua fría, humillaciones, retiradas de cariño, es simplemente no comprender como somos las personas, sólo deteriora el vínculo entre padres e hijos, quedando los niños desprovistos de herramientas emocionales para enfrentar conflictos. Este tipo de castigos, dañan el cerebro. Quedan los niños más irritados, acumulan violencia, se enferman, no encuentran salida, se someten. Algunos de ellos, incluso, pueden erradicar la conducta disruptiva, no porque hubo una real comprensión y/o maduración, sino porque hubo terror de recibir más golpes por parte de quienes los aman: su mamá y papá. Se someten al adulto que aman, porque le tienen terror. Quedan sumisos y desprovistos de amor. Algunos niños, siguiendo estilos relacionales de la familia, pueden comenzar a elaborar rasgos antisociales, convirtiéndose en “expertos” en desafiar la ley. Esto último si usted pensó que su hijo había modificado conducta porque aprendió, se equivoca, es hipocresía y no conciencia moral. Nosotros, los adultos estamos para formar ética y moral. Otros niños lloran en silencio, se revelan, se auto agreden o buscan testigos (abuelas, vecinas, psicólogos del colegio, diarios de vida).

Si nos acercamos en vez de alejarnos, seremos padres amorosos y contenedores en esos momentos difíciles. Este camino es el largo, requiere tiempo, palabras, pedir ayuda en caso de sentir descontrol y deseos de golpear o humillar, aprender sobre cerebro infantil, cuestionar los estilos de crianza recibidos. El camino corto y perverso (se sale del verso) es el golpe, palabras humillantes, castigos, requieren poca comprensión, empatía, estudios, cariño.

Maite, es delgada y bajita, está llorando mucho, no tiene ganas de comer y está pegada a la televisión. Juan la toma de un brazo y la tira al suelo, la arrastra hasta la ducha, la mete a la tina y le larga el agua helada por aproximadamente un minuto. María se calma, pero queda mirando con miedo y mantiene ese llantito a saltos, pero bien en silencio. Maite se duerme.

Maite tiene 35 y Juan 40, son marido y mujer.

La violencia es un tema complejo, tiene muchas variables a considerar para ser bien tratado. Criar a nuestros hijos en una sociedad que valora la producción y exitismo, por sobre el compartir y estar en familia, donde la mayoría debe trabajar 8 a 10 horas diarias para sobrevivir mientras otros pocos mantienen el poder y los beneficios. Criar hijos, en un sistema patriarcal de dominación de unos sobre otros, donde el adultocentrismo es una ley absurda, es muy complejo. Estar con nuestros hijos cuando se nos ha estimulado a ser “mujeres visibles” pero “madres invisibles”, es muy difícil… la m(p)aternidad es realmente invisible a la sociedad y la mayoría de las personas que están criando niños lo hacen a solas y nuestra especie de mamíferos humanos no está dotada para cuidar a solas, se necesitan de muchos adultos para cuidar a unos pocos niños. Pero no hay adultos, están todos trabajando.

Estamos con las ideas muy revueltas y con nuestros cerebros muy mal acostumbrado. Hemos perdido sensibilidad, nos hemos tenido que adaptar a vivir a contracorriente de lo que nos hace realmente bien.

Sé que es muy difícil no zamarrear a un hijo, si nosotros mismos fuimos golpeados. Sé que la crianza de nuestros hijos es muy compleja y que para peor casi no hay tiempo y cuando lo hay, nosotros los adultos queremos “borrarnos” “carretear” correr a hacer deportes, estar con los amigos … la infancia de nuestros hijos nos recuerda la propia infancia. Hay que ser valiente para detenerse, pararse y pensarsentir en qué estamos. Hay que ser valiente para criar de manera respetuosa. Hay que ser valiente para educar a nuestros hijos en el amor para que puedan ser libres. Una mujer de 40 años me preguntó “Tu, le dices te amo a tus hijos” Rápidamente le contesté que si, diariamente. “Ah, yo encuentro ordinario decir “te amo”.

Nuestra sociedad condena todo tipo de violencia, menos la violencia hacia nuestros propios hijos.

Leslie Power

Psicóloga Clínica

Mamá de 4 hijos.

Dejo la declaración pública del Colegio de Psicólogos de Chile frente a las súplicas de miles de madres, padres y profesionales de la salud que denunciamos en medios y redes sociales http://www.facebook.com/Powerleslie/posts/397474323661049 los dichos de la psicóloga infanto juvenil.

Estimado/a Colega:

Adjunto enviamos para su conocimiento Declaración Pública del Colegio de Psicólogos de Chile de fecha 26 de diciembre de 2012, sobre comentarios emitidos en programa «Mujeres Primero» del canal de televisión La Red.

https://docs.google.com/document/d/15wilWv0yONeRsbUrdG1EtODaUxztr2nZwLYhzuwH948/edit

Referencias:

El Cerebro del Niño. Siegel, D.

Apego e Intersubjetividad. Lecannelier, F.

Crianza, Violencias Invisibles y adicciones. Gutman, L.

Amor o dominación: Los estragos del patriarcado. Gutman, L.

El amor y la ciencia. Odent, M.

La Causa de los Niños. Dolto, F.

Bésame Mucho. Gonzalez, C.

La represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión inconsciente. Rodrigañez, C.

El Apego. Bolwby, J.

Salvar tu vida. Miller, A.

La llave perdida. Miller A.

El cuerpo nunca miente. Miller, A.

El drama del niño dotado. Miller, A.

Y el sentido común.

Publicado por lesliepower

Psicóloga Clínica pacientes adultos. Motivada por dar a conocer las evidencias empíricas en lenguaje simple para cambiar la manera de relacionarnos desde el parto, la crianza... Es urgente una revolución si queremos vivir mejor.

71 comentarios sobre “Las PATALETAS y su compresión.

  1. Muchas gracias!!! Tengo 24 años, decidí quedarme en casa a criar a mi hijo amado, y ha sido una batalla, el corazón te dice una cosa pero las opiniones de los demás: dale un palmazo, tómalo firme, con una tanda se le quita. Me bombardean en los momentos más difíciles cuando más necesito contención, cuando mi hijo está haciendo unas pataletas descomunales, pegándome incontrolable, y yo no quiero pegarle, me descontrolo estoy sola no se qué hacer y me dicen pégale!!!! Se le va a quitar. Casi me hacen sentir que soy una mala madre por no pegarle a mi hijo de dos años… Y me desoriento!!!! Agradezco tanto estas palabras que son tan lógicas para mi corazón, como un bálsamo… Es lo que necesitaba escuchar. Yo le digo a mi mamá cuando me dicen que le pegue: «mamá como le voy a enseñar a no pegar, pegándole yo misma, con eso solo podría enseñarle que yo pego más fuerte, y el aprenderá que algún día puede pegarle más fuerte el a los otros…. Por fin leo algo que me dice que no estoy loca por pensar así!!! Gracias

    1. Te agradesco demasiado estas palabras ya que tambien pense que estaba malcriando a mi hija de 8 años, por no golpearla y hablar las cosas, conversar hasta que entienda lo bueno de lo malo, se puede hacer!!!! y da resultado mi hija es tierna y respetuosa me ha costado demasiado criarla sola pero vale la pena, muchas gracias de todo corazon con amor todo resulta mas facil.

  2. Gracias tocaya, ( yo igual soy Leslie) tengo una niña de 5. , una de 3 y un bb de 10 meses, y me siento tan orgullosa de decirles a las demás mamas que Nunca les he puesto una mano encima a mis hijos… Como educar con violencia? Como decirles que algo es malo y hacerlo nosotros mismos? Animo, con paciencia y aprendiendo a conocerlos se pueden evitar muuuchas rabietas 🙂

  3. muchas gracias por el articulo, tengo 25 años y una niña de 2 años 8 meses, decidieron por mi que no trabajara mas yo no queria, pero aqui estoy tratando de ser una mejor madre pero me cuesta bastante, en mi casa vive mi papa, mi hermano y nosotras, y yo le puedo decir no a mi hija y su abuelo dice si o le grita cuando ella no hace caso, mi hermano le pega un palmetazo derrepente y no puedo decir nada, tambien reconozco que le he pegado una palmada porque sus pataletas son horribles y no las entiendo, pero ahora me ha quedado muy claro y tratare de cambiar y hablar con los que vivimos en la casa, para que no sigamos criando una niña con problemas, yo como mama de ella voy a proponerme a cambiar y hacercarme en vez de alejarla, nuevamente gracias

  4. Fantástico artículo; yo misma vi el vídeo hace unos días y tampoco pude estarme de «analizar» ese método de tal psicóloga…te invito a leerlo si es de tu interés en facebook en Educavida Pedagogía Terapéutica; espero que entre muchos podamos frenar este tipo de «intrusos» en la crianza respetuosa, porque me pareció una vergüenza lamentable que encima se rieran del tema….Besos

  5. Hola, muchas gracias, realmente muy bueno y esclarecedor, nuevamente muchas gracias pero por favor aclarame la idea porque no la entiendo, «los más resienten se unen a causas sociales.» me parece contradictorio con la idea de la empatía etc, pero para no hacer suposiciones te agradezco si me explicas mejor la idea. Bendiciones y gracias

  6. Gracias Leslie, claro, preciso, basado en el amor y la ciencia… son tantos los que creen que estos dos conceptos se contraponen!! Te comparto, como siempre, para que cada vez seamos más las madres y padres dispuestos a abrazar y besar a un hijo que está enrabiado, porque es lo que nos dice el corazón y el amor infinito que les tenemos; para que cada vez seamos más los valientes que nos detenemos a sentir más que a pensar o hacer y a permitirnos las más bellas conexiones desde el amor.
    Un gran abrazo!!

  7. Hola muy buen artículo aunque quizá un poco largo demás.

    Les hago una pregunta ¿qué son los time outs? Eso eso de encerrarlos en una habitación solos?

    Conozco gente cercana que lo hace y no me gusta nada, me gustaría tener argumentos para que dejen de hacerlo!

    1. Hola que tal, respecto a los «tiempos fuera» o «time out» (aislamiento del niño por unos minutos mientras el padre está del otro lado de la puerta), el libro «The Science of Parenting» de Margot Sunderland explica muy bien las consecuencias, en el cerebro y en la conducta de los niños, que acarrean este tipo de torturas. Una práctica para nada recomendable. Saludos.

  8. mis padres nunca me pegaron; jamas mis hermanos y yo hicimos una pataleta; tengo 2 hijos y ellos tampoco las hacen. ¿quiere decir que mis hijos al igual que yo siendo pequeños y no pudiendo expresar nuestras frustraciones a estas alturas de la vida; sere una persona enferma de la cabeza? por lo tanto ¿ellos tambien seran desquiciados por no hacer una pataleta? si siendo adultos podemos descargar todo lo que nos molesta y los niños no pueden; entonces cuando tengan 30 el peso sera inmenso; osea, alguien me entiende????

  9. Me encanta… Siento que a ratos me desespero y no doy más pero veo que voy por el buen camino! Me dicen que «mal crio» por regalonear y ser cariñosa y decir te amo todo el día a mis hijas. Pero me nace, que le voy a hacer! El instinto me dice que está bien abrazar, dormir con ellas, cantarles, hablarles, no castigarles. Gracias por escribir esto. Un abrazo y lo comparto!!

  10. Gracias. Estos reportajes nos aclaran mas para saber como lo estamos haciendo como padres, es difícil, pero no imposible y con estas pautas de como tratar a nuestros hijos es una gran ayuda, porque asi vemos si lo estamos haciendo bien o mal. Muchas gracias por darte el tiempo y orientarnos <3. Para mi ha sido muy beneficioso, porque quiero que mi hijo sea un niño alegre y lleno de vida.

  11. tengo una nieta de 1 año 8 meses y le dan unas pataletas increibles no sabemos que hacer nos tiene superadas sucede que mi hija estudia y o la veo en la semana pero se me esta siendo muy dificil porque no la podemos controlar , a mi hija le va peor porque con ella se levanta llorando hasta que se duerme, la pusimos en el jardin y al principio no hizo pero empezo a morder y ahora pega y le dan tambien pataletas, no sabemos com abordar el problema porque todos como dicen tienen diferentes opiniones y uno no sabe como hacerlo mejor,
    yo por otra parte tuve el mismo problema con mi hija la que ahora es mamá, pase de medicos a sicologos nada me resulto y lamentablemente termine haciendo lo que me decian y empece a ducharla cada vez que le daban las pataletas eso si ya ella tenia aproximadamente 5 años me la sufria toda se le quitaron pero la reveldia y la inseguridad de ella persiste es por eso es que me da miedo que con la bebe nos equivoquemos, creo que nunca es tarde para reparar errores y prevenir otros agradeceria me ayuden

  12. Super! te felicito por tu blog,
    Me fui del país pa poder criar a mis hijos tranquila, siendo geóloga nadie entendía que dejara la pega y fuera una esposa mantenida como me han dicho, en Chile falta mucho apoyo y comprensión hacia la maternidad, estás haciendo un aporte enorme, y creo que la mentalidad va cambiando
    muchas gracias y bendiciones.

  13. Excelente artículo, felicitaciones, debemos difundirlo, pues hoy día se confunde el no golpear o usar algunos de los métodos que describes, como ser blando y permisivo con el niño, cuando evidentemente existe un camino mejor que es el EDUCAR. Por supuesto que este camino es tremendamente más demandante tanto en dedicación como en aplicación, pero esta es la real tarea y desafío que tenemos los padres. Este es un tema que me apasiona y con mucho orgullo digo que dedico horas importantes a cultivar estos conocimientos porque es mi mejor forma de entregar el amor que siento por mi hija que sí es incondicional. Gracias otra vez.

  14. Gracias Leslie,
    Excelente artículo, realmente me ha conmovido.
    Va un agradecimiento desde Perú, sigue escribiendo se te necesita mucho!

    Elizabeth

  15. infinitas gracias!!! un artículo maravilloso! totalmente de acuerdo contigo, gracias porque tus palabras llegan a lo profundo del corazón de las que somos madres y ayudan a crear conciencia, Dios nos enseña un amor incondicional, sin golpes, sin maltrato, un amor que debemos transmitir y dar a nuestros hijos (as), un amor que debemos practicar día con día, minuto a minuto, no sabemos como ser (p)madres pero podemos aprender cada etapa que atraviesan nuestros pequeños para poder comprenderlos y no maltratarlos. Esta clase de información es clave en estos tiempos, es fundamental para los que creemos que el amor todo lo puede! Gracias y que Dios te siga utilizando grandemente, bendiciones!
    Atte: Susana Matta A., San José, Costa Rica.

  16. Muchas gracias por tu comentario, creo que es el camino correcto, El Amor a nuestros hijos incondicionalmente.Fuimos criados a punta de gritos y golpes, esa experencia que tuvimos que vivir, quizas fue necesaria para asi no hacerlo con nuestro hijos.
    Adios

  17. Gracias… lo unico que quiero es criar a un hijo sano feliz y por sobre todo amado, ojalá q el día que nazca descubra todo el amor que he estado guardando para mi futura familia… GRACIAS POR TU INFORMACIÓN

  18. Excelente !!, que útil hubiera sido leer esto cuando mi hijo era pequeño, sufrí mucho por no saber manejar ciertas conductas , lo peor es que sigo sufriendo …., mi hijo es un hombre bueno , lindo pero con mucha inseguridad e inmadurez.
    Una campaña para todas las madres presentes y futuras es lo que se necesita, felicitaciones a la Psicóloga Leslie Power

  19. Los psicologos, neurologos, psiquiatras nos han dicho «a los hijos no se les golpea», sin embargo, nunca nos enseñaron a nosotros que crecimos con un chalazo como minimo, a enseñar las normas y limites de la sociedad.

    Es refacil decir «comprendelo» cuando no tienes hijos…
    Es refacil cuando teorizas de un segundo piso…
    Es refacil cuando tienes un soporte social que te permite desahogarte
    Es refacil decirlo cuando la responsabilidad de cocinar, cambiar pañales, lavar y trabajar, es de otra persona.
    Es refacil cuando tienes todo el santo dia para él y no debes preocuparte de nada más que él.

    pero para la gran mayoria trabaja, se cansa, cuida los niños ajenos, lava, prepara comidas y mamaderas,

    Ahora: ¿como y cuando esa mujer, hombre, cuidador pone los límites y normas?

    Y ojo que es una pregunta que no avala los golpes ni maltratos.

  20. Yo también fui último modelo……tengo tres hijos maravillosos, exitosos…..que buscaron la felicidad…..aunque…..creo ese no es un estado permanente, con caídas y levantadas…….ahora dos son ya cincuentones…..el menor……Ba, mucho menor , tratando de encontrar el equilibrio en su matrimonio. Yo, viví desde q nací, en un matriarcado…..fui hija única mujer….tres varones más…..mi vieja (q.e.p.d.). Dura, como una piedra……..nunca recibimos un beso de buenas noches, nunca nos arropo cuando ya estábamos por dormir pero nunca nos falto una rica comida, ropa limpia, postres todo reluciente y mi viejo ahí, sometido, ausente cuando ella estaba presente…..ahora tengo 70 primaveras y no se rían …..son primaveras…..ya les dije….trate y creo q lo conseguí, ser todo lo contrario con mis hijos de lo q yo y mis hermanos habíamos vivido……..me costo ,por q la carga genética es grande pero creo haberlo logrado….creo haberme adelantado a este tremendo artículo, pero mamitas nuevas……traten de operarse de los nervios…….denle a sus cachorros de humano todo lo que Uds. Sienten q no recibieron……no repitan los patrones…..revovinemos y veamos lo q no nos gusto o nos dolió y corrijamos esa conducta adquirida . Ahora leemos más , somos autosuficientes, muchas autoabastecidas….amemos a nuestros hijos conversemos les, incluyamolos en nuestras vidas. Ellos no pidieron venir…..cuesta , en estos días en q nos hemos incorporado al campo laboral y somos profesionales……bien pero a no cargar con ellos por nuestro cansancio o nuestros problemas de pareja……veo muchos casos en que los chicos son el espejo de sus padres…y ellos los encuentran anormales…..psicólogos…psiquiatras…déficit atenciónal…fármacos…etc……y por que ellos, los padres no se miran al espejo?…..humildemente………creo haberle doblado la mano a mi historia…corte .soy feliz por y con mis cachorros de humano…..a mis ya largos 70 primaveras……
    Gracias hijos adorados, por permitirme cambiar el cuento.
    Que latosa! Pero feliz del logro.

  21. He leído atentamente la publicación y comparto plenamente que debemos cambiar la forma de criar y entender a nuestros hijos, ser padres es difícil, pero eso no quita el poder intentar entender física y emocionalmente a un niño. Sus necesidades son tan válidas como las de los adultos.
    Soy Psicopedagoga, madre y amo a mis hijos .
    Gracias por la información compartida.

  22. Muy buen artículo. Pero es necesario hacer un comentario. Todo lo hablado sirve sin duda en una relacion padre/madre-hijo/a sana. Con padres competentes emocional y socialmente. Y niños relativamente neurotipicos. Otra historia, tecnicas y estrategias se contemplan en niños neurodiversos y estilos de crianza. Es importante no demonizar algunas tecnicas que bien aplicadas por un profesional en el contexto adecuado pueden complementar un tratamiento de habilitacion o rehabilitación como el tiempo fuera. (técnica que requiere entrenamiento, cuidado y amor al ser aplicada). Cada persona es un mundo y debemos aplicar el criterio y sentido común en el proceso de educación.

  23. Me encantó el artículo. Es tan difícil ser padres, no hay manual ni reglamento ni código que lo enseñe. Todos los días es algo nuevo, un desafío continuo. En lo personal, ha sido una tremenda aventura, la que no ha estado exenta de experimentos e improvisación en la crianza de mi único hijo (5 años, yo 39), considerando además que se trata de un niño con necesidades especiales, con mucha energía y curiosidad. Gracias por estos pequeños tips que sin duda se transforman en grandes y favorables consecuencias al aplicarlos.

  24. Maravilloso artículo!
    Gracias por una reflexión tan minuciosa sobre los estragos y las huellas que dejan en los niños la prácticas de métodos tradicionales entendidos como la «facultad de corrección» que tienen los padres para educar a sus hijos y traducidos en lo que muestro mundo de crianza con amor y apego se entiende como «maltrato infantil».
    Te aplaudo y por supuesto comparto en mi comunidad.
    Saludos!
    Carla Herrera

  25. HOLA MARAVILLOSO ARTICULO, LA VERDAD ESTUVE EN BUSCA DE COMO PODER SER UNA BUENA MADRE PARA MIS HIJAS, YO LES DOY TODO MI AMOR DEBO RECONOCER QUE HE TERMINADO CANSADA Y AVECES HE LLORADO POR NO SABER QUE HACER EN CIERTAS SITUACIONES COMO PATALETAS YA QUE TENGO DOS NENAS UNA DE 4 AÑOS Y DE 1 AÑO, ME ACONSEJAN QUE DEBO DEJAR A LA BEBE LLORAR EN EL CORRAL PERO NO PUEDO DEJARLA ASÍ PORQUE ME DUELE EN EL ALMA HACERLO Y ME PREGUNTO COMO ME DICEN QUE LO HAGA NO ESTÁN EN MIS ZAPATOS, TE DICEN DEBE HACERLO Y AQUELLO, O AMISTADES TE DICEN DEBES TOMARLA A LA MAYOR Y PONERLA DEBAJO DE LA DUCHA Y LISTO PERO SOLO LE CAUSARÍA QUE TUVIERA MIEDO Y FUSTRACION NI MUCHO MENOS PEGARLE CON CORREA COMO ME HAN DICHO O HE VISTO, YO NO QUIERO REPETIR LO QUE HICIERON CONMIGO PORQUE EL MALTRATO FÍSICO Y DE PALABRAS ES TERRIBLE, POR ESO CUANDO ME EXASPERADO CON MI NENA MAYOR LE PIDO QUE ME DISCULPE Y NO POR ESO SEA ALGO MALO HACERLO COMO LO HE ESCUCHADO PERO UNO TAMBIÉN SE EQUIVOCA Y DEBE PEDIR DISCULPAS A SUS HIJOS A SI SEAN PEQUEÑOS. TODOS LOS DÍAS LES DIGO QUE LAS AMO Y SON LOS MAS HERMOSO QUE TENGO EN MI VIDA Y POR ELLAS SERÉ UNA MEJOR MAMÁ. SALUDOS Y CARIÑOS.

  26. Soy una madre de tres hijos ya mayores y profesionales y ya abuela y siempre estuve convencida y crie a mis hijos con » AMOR» y aunque la sociedad me dijera otra cosa seguia criandolos a la manera de que que sentia y pensaba.
    estoy feliz por ello y mas aun cuando leo este artìculo.

  27. todo lo q puedo decir es q esos «papás»….nunca jamás debieron tener hijos y si sus problemas vienen por el maltrato q tuvieron con sus padres deberían ser inteligentes,es decir, tener sentido común para cortar la cadena de violencia q le traerá solo dolor y enfermedades futuras… q vayan al psiquiatra y éste q sea un BUEN profesional y q los malos padres no destilen sus amarguras. con personitas buenas e inocentes a las se deben guiar con amor

Deja un comentario