Etiquetas

, , , ,

“Yo creo que lo mejor es no tener miedo”
Llevo algunos días de intensidad importante. Han caído velos y se han desempañado vidrios, junté los pedacitos de mosaico y se armó el dibujo, casi, completo.
Las caídas de los velos, dejaron frente a mis ojos la realidad que no quise ver. Mi responsabilidad. El vidrio desempañado, me ha permitido ver el paisaje y es tan pero tan lindo.  El mosaico está quedando muy bonito… pero falta fraguar algunas partes… lo dejaremos así por un rato, miren que ya aprendí que la vida se maneja con las fuerzas de la naturaleza, de las mías, de la de allá fuera, que también son mías. Dejaremos espacio para que la vida haga de su parte y se acomode todo como tenga que acomodarse.
Estoy contenta, brillo, mi pelo está más largo y mi hija que crece ya se muestra en mi panza. Cuando estoy contenta lo que leo, me inspira y lo que escucho de mis pacientes, hijos, amigas me expande, crezco.  Cuando estoy triste y el nublado primaveral aparece, la lluvia, que suelo amar, me parece, una muy mala jugada; lo que leo, me hace llorar. Aparecen mis sombras.
Esas sombras que ya algunos conocen y que me agarran, me golpean y me hacen llorar y querer sólo cariño en el pelo. Me desarmo… ya saben…  lo mismo que les pasa a todas y a todos.
Mis sombras… esas que he odiado tanto, que he querido alejar de mi. Las que he espantado contándoles cuentos de terror y mentiras. Esas que he racionalizado, intelectualizado, escrito mil veces. Hablado hasta dormir. Esas sombras tristes, de niña de ojos azules rojos por las lágrimas. La niña esa sola.
Cuando las sombras venían, hasta insecticida les eché.  A veces un poco de alcohol, otras muchas veces ¡tanta nicotina!
Las sombras que caminan pegadas a mis pies, que se quedan aunque me saque los zapatos… ahí están y siguen estando…
Mis sombras, mis sombritas.
Son mías y desde hace ya un buen tiempo, las quiero. Les tengo cariño. ¡Es que son mis sombras!
Es más, a veces, siento que son lo más verdadero de mi,  las que me han hecho mirar desde el suelo para todas partes.
Mis sombras están llenas de secretos que entregan mapas y guías. Y si les doy el mejor asiento, me entregan tanta sabiduría.
Mis sombras, me han dicho: “yo creo que lo mejor es no tener miedo” y ¡claro! nadie golpea, nadie amenaza, nadie levanta la voz, nadie me quita lo aprendido y lo vivido, nadie me impide seguir trabajando y amando desde el DESEO. Hago lo que deseo y el deseo, se ubica dentro de mi, en mi cuerpo.
Leslie Power
Llena de sombras y de luces
Gracias Erika Irusta por mostrar tus luces y tus sombras y hacer círculos de inspiración. Gracias por mostrar que como dice Amparo Sanchez “el poder es dentro de nosotras” http://www.youtube.com/watch?v=lGIrS7vxXqY
El blog de Erika es  http://www.elcaminorubi.com/el-blog lo recomiendo muchísimo.
Próximo Círculo de Mujeres que realizaré para mujeres y sus sombras (como saben las iluminamos) es el 24 de octubre.